Dispuestos para avanzar en la unidad de las fuerzas opositoras

La Coalición Nacional celebra que se esté abriendo la posibilidad de diálogo entre esta coalición opositora y el bloque recién conformado de Ciudadanos por la Libertad (CXL) y Alianza Civica (AC). Desde nuestra fundación, y en numerosas ocasiones, hemos expresado públicamente nuestra firme voluntad y compromiso con lograr una alianza electoral amplia que nos permita enfrentar con éxito la salida de Ortega por la via cívica electoral.

Nuestros llamados públicos y privados al diálogo, para encontrar un espacio común en el que podamos superar los obstáculos para concretar esa alianza electoral, requieren voluntad política y el reconocimiento de que la unidad exige el compromiso real y aporte de todos.

Reiteramos nuestro llamado a la Alianza Ciudadana a que pasemos de declaraciones a acciones concretas y reafirmamos la confianza que hemos depositado en la Comisión de Buena Voluntad para que bajo sus auspicios podamos definir una fecha y lugar para encontrarnos y abordar los temas claves, como:

  1. La construcción de una estrategia común para forzar la restitución de las libertades públicas y la liberación de las presas, presos políticos y la presencia de organismos internacionales de derechos humanos y observadores electorales, para garantizar el clima apropiado para la celebración del proceso electoral.
  2. Acciones conjuntas para presionar por las reformas electorales, las que ya constituyen un amplio consenso nacional.
  3. Medición de los pesos reales y fortalezas de cada bloque, para acelerar la organización de una plataforma electoral común, operativa y realista, dotada de un tendido electoral fuerte y confiable que promueva el voto y en su momento sea capaz de defenderlo, aun en condiciones difíciles.
  4. Adoptar un método de selección democrático de candidaturas únicas de toda la oposición, presidenciales y de diputaciones, que incluya una consulta vinculante a la población nicaragüense.
  5. Acuerdos sobre los puntos básicos para un gobierno de transición post Ortega.
  6. Y acordar la inscripción oficial de dicha alianza electoral, al servicio de las aspiraciones democráticas de la población, definiendo reglas sencillas de gobernanza, poniendo en manos de los candidatos la definición de la estructura y estrategia de campaña.

Para proceder con estas acciones urgentes, la Coalición Nacional está lista con una delegación representativa de sus organizaciones para encontranos lo más pronto posible, como lo exige la situación de Nicaragua y lo demandan las bases.